¿Cómo se debe distribuir la cocina?

¿Cómo se debe distribuir la cocina?

Describa la disposición de la cocina en forma de L.

Existen cinco distribuciones básicas de cocina: En forma de L, en forma de G, en forma de U, de una sola pared y de galera. El tamaño y la forma de la habitación suelen determinar su distribución. Aunque existen variaciones y desviaciones, la mayoría de las distribuciones de cocina se basan en una de las siguientes formas.

La cocina en forma de L es el diseño más popular, y es apropiada para cocinas de cualquier tamaño. Incluye espacios de trabajo en dos paredes contiguas y perpendiculares entre sí. Esta disposición funciona bien para que dos cocineros trabajen al mismo tiempo, ya que no hay carriles de circulación que atraviesen la zona de trabajo. Si el espacio lo permite, es posible incorporar una isla central que haga las veces de espacio de trabajo o zona para comer. La cocina en forma de L suele abrirse a otra habitación, lo que la convierte en una gran disposición para el entretenimiento.

El diseño en forma de U es el más versátil para cocinas grandes y pequeñas. Rodea al cocinero por todos los lados y permite un amplio espacio de encimera y almacenamiento. La cocina en forma de U crea un eficiente triángulo de trabajo, y crea una gran cantidad de espacio de almacenamiento. Esta disposición es adecuada para separar el espacio para cocinar del espacio para comer. La disposición en forma de U es ideal para crear grandes cantidades de espacio de almacenamiento.

Dimensiones de la cocina

del resto de su cocina puede ayudar a mantener las cosas claras y ordenadas, ya que son un espacio ideal para guardar los productos básicos de la alacena y el equipo de repostería.  En este proyecto de conversión de un granero, los techos eran bajos y la luz natural era limitada, por lo que Sustainable Kitchens diseñó una despensa. Tiene ventanas interiores y sólo armarios bajo el mostrador, para que resulte luminosa y esté conectada con el resto de la cocina.

de la cocina. La iluminación automática hace que el interior sea más luminoso.14. Maximizar el almacenamiento y el espacio de trabajo(Crédito de la imagen: Burbridge Kitchens)La mayoría de las cocinas en forma de L se instalan en las paredes adyacentes de una habitación, creando un práctico diseño de esquina. Proporcionan mucha superficie de trabajo, así como almacenamiento, aunque hay que tener en cuenta dónde se juntan las dos series de armarios: la adición de cajones extraíbles o un carrusel interno ayudará a evitar que se desperdicie un espacio de almacenamiento útil.  Considera la posibilidad de mantener los armarios de pared a un lado de la distribución en forma de L, y opta por estanterías abiertas en el otro para que la habitación no parezca abarrotada. Si el espacio lo permite, puedes añadir una mesa de comedor.15. Utiliza tus nichos(Crédito de la imagen: Tom Howley)Es probable que heredes algunos rincones inusuales en las propiedades rurales más antiguas, por lo que puede ser necesario adoptar un enfoque flexible en el diseño de tu cocina.  Busque nichos y huecos en los que pueda colocar elementos de almacenaje y tirar de ellos.

Disposición de los mostradores de la cocina

La distribución de su cocina, una disposición armoniosa de las encimeras, los electrodomésticos y los espacios de almacenamiento, es el factor decisivo para su éxito. Hay cocinas de todas las formas y tamaños, pero una distribución bien equilibrada es lo que garantiza que la suya sea tan funcional como bonita. Si está aprendiendo a renovar su cocina, comprando una casa o investigando por su cuenta, aquí tiene seis distribuciones que casi siempre funcionan.

“Al diseñar la distribución de la cocina, es importante tener en cuenta su estilo de vida”, explica la diseñadora de interiores senior de Spacejoy, Sarah Nelson. “Si te gusta cocinar y recibir invitados, considerar una isla grande o una distribución en península puede ayudarte a acomodar mejor a tus invitados. Por otro lado, una casa más pequeña podría beneficiarse de una cocina de galera, ya que está cerrada del resto de la casa y puede ser útil para ocultar el desorden”.

El triángulo de trabajo, ideado por primera vez en la década de 1940, mide la eficiencia de una cocina residencial. También conocido como el triángulo de oro, el triángulo de trabajo traza un camino claro entre los fogones, el fregadero y el frigorífico. Se trata de las tres principales zonas de trabajo de una cocina y de los fundamentos de la distribución de la misma.

Ideas para la distribución de la cocina

Puede que se construyan para cocinar, pero las cocinas de hoy en día suelen diseñarse pensando en mucho más. Dependiendo del tamaño de la habitación, es posible que desee combinar las áreas de cocción y preparación con las zonas de comedor y de estar, todo en un espacio abierto. Por eso es tan importante conocer las distribuciones de cocina más comunes y elegir la más adecuada para su espacio.

Hoy en día, mucha gente quiere un centro familiar en el que todos puedan reunirse para comer, pero que a la vez tenga espacio para hacer sus propias cosas, ya sea relajarse en el sofá, ponerse al día con la televisión, navegar por Internet o hacer los deberes.

Aunque no dispongas de mucho espacio, hay muchas ideas de cocina prácticas y con estilo entre las que elegir. Disponer de un lugar en la cocina para disfrutar de una copa de vino o una cena con los amigos te permitirá formar parte de la conversación mientras preparas la comida.

En cuanto a la parte funcional de la habitación, las buenas distribuciones de la cocina aprovechan al máximo el espacio disponible y mantienen todo bien organizado, con los elementos más utilizados a mano. Pero no todo es almacenamiento. La fluidez también es un aspecto importante. Especialmente en un espacio abierto o donde hay varias puertas o una isla para trabajar.

¿Cómo se debe distribuir la cocina?
Scroll hacia arriba