¿Que créditos no aparecen en el Sistema Financiero?

¿Que créditos no aparecen en el Sistema Financiero?

Código Mfi

En el mercado actual de servicios financieros, una institución financiera existe para ofrecer una amplia variedad de productos de depósito, préstamo e inversión a particulares, empresas o ambos. Mientras que algunas instituciones financieras se centran en la prestación de servicios y cuentas para el público en general, otras son más propensas a servir sólo a ciertos consumidores con ofertas más especializadas.

Los bancos centrales son las instituciones financieras responsables de la supervisión y gestión de todos los demás bancos. En Estados Unidos, el banco central es el Banco de la Reserva Federal, que se encarga de dirigir la política monetaria y de supervisar y regular las instituciones financieras.

Los consumidores individuales no tienen contacto directo con un banco central; en cambio, las grandes instituciones financieras trabajan directamente con el Banco de la Reserva Federal para ofrecer productos y servicios al público en general.

Tradicionalmente, los bancos minoristas ofrecían productos a los consumidores particulares, mientras que los bancos comerciales trabajaban directamente con las empresas. En la actualidad, la mayoría de los grandes bancos ofrecen cuentas de depósito, préstamos y asesoramiento financiero limitado a ambos grupos demográficos.

Entidades financieras

Los débitos y créditos en la contabilidad por partida doble son entradas realizadas en los libros de cuentas para registrar los cambios de valor resultantes de las transacciones comerciales. Un asiento de débito en una cuenta representa una transferencia de valor a esa cuenta, y un asiento de crédito representa una transferencia desde la cuenta[1][2] Cada transacción transfiere valor desde las cuentas de crédito a las de débito. Por ejemplo, un inquilino que emite un cheque de alquiler a un propietario registraría un abono en la cuenta bancaria en la que se gira el cheque, y un débito en una cuenta de gastos de alquiler. Del mismo modo, el arrendador anotaría un crédito en la cuenta de ingresos por alquileres asociada al inquilino y un débito en la cuenta bancaria donde se deposita el cheque.

Los débitos y créditos se distinguen tradicionalmente anotando los importes de las transferencias en columnas separadas de un libro de cuentas. Alternativamente, pueden figurar en una sola columna, indicando los débitos con el sufijo “Dr” o escribiéndolos en blanco, e indicando los créditos con el sufijo “Cr” o un signo menos. A pesar del uso del signo menos, los débitos y créditos no se corresponden directamente con los números positivos y negativos. Cuando el total de débitos de una cuenta supera el total de créditos, se dice que la cuenta tiene un saldo neto deudor igual a la diferencia; cuando ocurre lo contrario, tiene un saldo neto acreedor. Para una cuenta concreta, uno de estos será el tipo de saldo normal y se comunicará como un número positivo, mientras que un saldo negativo indicará una situación anormal, como cuando una cuenta bancaria está en descubierto. Los saldos deudores son normales para las cuentas de activo y de gastos, y los saldos acreedores son normales para las cuentas de pasivo, de patrimonio y de ingresos[3].

Instituciones financieras no bancarias deutsch

¿Cómo se define el crédito? Este término tiene muchos significados en el mundo financiero, pero el crédito se define generalmente como un acuerdo contractual en el que un prestatario recibe una suma de dinero o algo de valor y devuelve al prestamista en una fecha posterior, generalmente con intereses.

El crédito también puede referirse a la solvencia o al historial crediticio de un individuo o una empresa. Para un contable, suele referirse a un asiento contable que disminuye el activo o aumenta el pasivo y el patrimonio neto en el balance de una empresa.

Hoy en día, una definición común de crédito sigue refiriéndose a un acuerdo para comprar un producto o servicio con la promesa expresa de pagarlo más tarde. Esto se conoce como comprar a crédito. La forma más común de comprar a crédito hoy en día es mediante el uso de tarjetas de crédito. Esto introduce un intermediario en el contrato de crédito: El banco que emite la tarjeta reembolsa al comerciante en su totalidad y concede el crédito al comprador, que puede devolver el dinero al banco a lo largo del tiempo y, mientras tanto, incurrir en cargos por intereses.

Código del Riad

El sistema bancario en la sombra es un grupo de intermediarios financieros que facilitan la creación de crédito en todo el sistema financiero mundial, pero cuyos miembros no están sujetos a la supervisión reglamentaria. Estas empresas suelen conocerse como empresas financieras no bancarias (NBFC). El sistema bancario en la sombra también se refiere a las actividades no reguladas de las instituciones reguladas.

Entre los ejemplos de intermediarios no sujetos a regulación se encuentran los fondos de cobertura, los derivados no cotizados y otros instrumentos no cotizados, mientras que entre los ejemplos de actividades no reguladas por parte de instituciones reguladas se encuentran los swaps de incumplimiento crediticio.

La mayor parte del sector bancario en la sombra está formado por las NBFC, que están bajo la supervisión de la Ley Dodd-Frank de Reforma de Wall Street y Protección del Consumidor. Las NBFC existían mucho antes de la Ley Dodd-Frank. En 2007, el economista Paul McCulley, entonces director general de Pacific Investment Management Company LLC (PIMCO), las bautizó con el nombre de “bancos en la sombra” para describir la creciente matriz de instituciones que contribuían al entorno de préstamos de dinero fácil de entonces, que a su vez condujo al colapso de las hipotecas subprime y a la posterior crisis financiera de 2008.

¿Que créditos no aparecen en el Sistema Financiero?
Scroll hacia arriba